SPANISH manifestación

Los manifestantes se reúnen para una protesta por el derecho al aborto en College Square en el centro de Athens, Georgia, el sábado 25 de junio del 2022. La protesta y la marcha siguen la decisión de la Corte Suprema de EE.UU. de revocar Roe v. Wade el viernes 24 de junio del 2022. (Foto /Jessica Gratigny; @jgratphoto)

Un juez del condado de Fulton anuló la prohibición del aborto de seis semanas de Georgia en un fallo el 15 de noviembre, afirmando que violó la Constitución de los EE.UU. y el estándar de la Corte Suprema de los EE.UU. cuando se propuso. El fallo entra en vigor de inmediato y se aplica en todo el estado.

El juez de la Corte Superior del condado de Fulton, Robert McBurney, dijo en el fallo que dos secciones del Living Infants Fairness and Equality Act eran claramente inconstitucionales cuando se redactaron, votaron y promulgaron”, lo que la hizo “nula” y “sin efecto” desde el principio.

En abril del 2019, la Legislatura de Georgia aprobó el LIFE Act. El gobernador Brian Kemp firmó la ley en mayo del 2019 y luego entró en vigencia el 1 de enero del 2020. La ley incluye 16 secciones, tres de las cuales fueron impugnadas por SisterSong Women of Color Reproductive Justice Collective como inconstitucionales.

El proyecto de ley, también denominado "Heartbeat Bill", evita la mayoría de los abortos después de las seis semanas, que es cuando se detectan la mayoría de los latidos del corazón del feto. Muchas personas no saben que están embarazadas hasta las seis semanas o más.

Entre otros defensores y proveedores de servicios de aborto que son responsables de presentar la demanda en el fallo, el Centro de Derechos Reproductivos dijo que con la anulación de la prohibición, los proveedores de atención médica en Georgia podrán brindar atención de abortos y abortos espontáneos nuevamente más allá de las primeras semanas de embarazo.

“La Constitución de Georgia prohíbe que la legislatura apruebe leyes que violen el precedente constitucional federal, lo que claramente hizo la prohibición cuando se promulgó en el 2019”, dijo un comunicado del Centro de Derechos Reproductivos. “En cambio, si la legislatura desea prohibir el aborto, debe aprobar una nueva ley”.

Según un comunicado de los demócratas de Georgia, la presidenta del Partido Demócrata de Georgia, Nikema Williams, representante del Distrito 5 de la Cámara de Representantes de Georgia, dijo que el fallo fue una victoria y un alivio para las mujeres en Georgia.

“En la próxima sesión legislativa y más allá, tenga la seguridad de que los demócratas de Georgia lucharán con uñas y dientes para proteger el acceso al aborto y defender el derecho de todos los georgianos a tomar sus propias decisiones médicas personales sin la interferencia del gobierno”, dijo Williams.

Elizabeth Edmonds, directora de liderazgo de Georgia Life Alliance, emitió un comunicado diciendo que el proyecto de ley fue prohibido y lo que eso significa para el estado.

“Continúe orando por el equipo legal que defiende el proyecto del Heartbeat Bill en los tribunales, por los jueces de apelación que inevitablemente escucharán este caso a continuación, los centros de ayuda para el embarazo que continuarán sirviendo a las mujeres necesitadas en todo nuestro estado y por las miles de mujeres que sigan siendo víctimas de la industria del aborto hambrienta de ganancias hasta que veamos que se promulgue esta ley”, dijo Edmonds.

Desde el fallo, McBurney dejó la puerta abierta para que se permita una prohibición del aborto en todo el estado en el futuro. La anulación de Roe v. Wade a principios de este año deja espacio para que algunas partes del proyecto de ley del 2019 “algún día se conviertan en la ley de Georgia”, escribió McBurney.

El estado ya ha presentado un aviso de apelación, según la oficina del Fiscal General de Georgia.