191008_CMB_Fair_031.jpg

Clinicians from La Clinica in LaK’ech pose for a group photo outside Aderhold Hall in Athens, Georgia, on Tuesday, Oct. 8, 2019. The clinic provides free mental health services to the LatinX community in Athens, including Spanish-speaking clinicians and helping with access to other resources. Some of the clinicians are volunteering at the clinic as part of earning their masters degree in social work at the University of Georgia. (Photo/Caroline Barnes)

Cuando era un niño, Edward Anthony Delgado-Romero fue testigo del “espíritu inmigrante” de su madre colombiana — la capacidad de visualizar y hacer realidad lo que a uno, no se le ofrece.

Delgado-Romero, quien hoy en dia es profesor de psicología en la Universidad de Georgia, se dio cuenta de que Athens carece de médicos de salud mental de habla hispana. Según datos de la oficina del censo De EE. UU, del ano 2018, la población Latinx en Athens es del 10.7%. Delgado-Romero, quien tambien es decano asociado en la Facultad de Educación de la UGA, creo una clínica gratuita para llenar este vacío en la comunidad Latinx.

La clínica de salud mental, anteriormente nombrada ¡BIEN! Clinic, tiene un nuevo nombre que se enfoca mas en su visión.

“El nuevo nombre de la clínica es La Clínica en LaK’ech, que proviene de un saludo maya que significa “tu eres mi otro yo,” dijo Delgado Romero. “El equipo eligió el nombre para enfatizar que creemos en la liberación colectiva, estamos todos juntos en esto.”

La clínica abrió sus puertas en 2011, ofreciendo servicios de asesoramiento gratuitos bajo Delgado-Romero, como psicólogo licenciado, y su equipo de estudiantes de doctorado en psicología de asesoramiento o programas de maestría en trabajo social. Cada estudiante es bilingüe o Latinx, dijo Delgado-Romero.

Cuando la clínica abrió sus puertas por primera vez, atendían a unas 40 personas por año. Hoy en dia, cuentan con unos 500 casos o sesiones por año, dijo Delgado-Romero. El enfoque de la clínica es en proporcionar asesoramiento gratuito a los clientes, ademas de proveer referencias a los pacientes que necesitan medicamentos recetados o asistencia médica adicional al Mercy Health Center, una clínica cristiana sin fines de lucro en Athens. Delgado-Romero dijo que el éxito de la clínica radica en el poder de la existencia de profesionales clínicos hispanoparlantes o Latinx.

“Muchas veces los clientes llegan y dicen que [ellos] no creían que hubiera alguien que se pareciera [a ellos] que fuera médico,” dijo Delgado-Romero. “Cuando pueden hablar libremente, se rompe ese estigma acerca de obtener ayuda.”

Además de las barreras del idioma, Delgado-Romero y otros médicos voluntarios explicaron los estresores y el trauma que experimentan algunos pacientes de la clínica. El aumento actual de las redadas de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos ha incitado al miedo, lo que lleva al aislamiento y, en algunos casos, a la paranoia, dijo Delgado-Romero. En el año fiscal 2019, se ordenó la deportación de 10,951 inmigrantes de Georgia, según TRAC Immigration, un proyecto de la Universidad de Syracuse. En el año fiscal 2016, 7,635 fueron deportados.

Delgado-Romero dijo que las políticas estatales y federales “poco acogedoras” con respecto a los inmigrantes Latinx se remontan a años atrás y son un problema continuo para la comunidad.


Todos estamos haciendo una forma de justicia social en la clínica.

Jacqueline Fuentes, medico


 

Según la ley federal, a los inmigrantes indocumentados se les niegan los beneficios públicos, como la atención médica, excepto en circunstancias especiales que se consideran “necesarias para la profession de la vida y la seguridad.” La ley de Georgia también exige que las personas que buscan otros beneficios públicos, como los cupones de alimentos, proporcionen una identificación reconocida por el gobierno, pero las personas indocumentadas tienen dificultades para obtener la documentación suficiente necesaria para solicitar dicha identificación.

La Ley de Reforma y Ejecución de Inmigración Ilegal de 2011 aumentó los fondos y recursos para investigar el estado de inmigración y hacer cumplir las leyes federales de inmigración.

Además, la Junta de Regentes de Georgia no permite que los estudiantes indocumentados se inscriban en sus “instituciones más selectivas,” incluidas UGA y Georgia Tech, y prohíbe que los estudiantes indocumentados reciban matrícula en otras escuelas de Georgia.

“Creo que la gente se preocupa mucho,” dijo Delgado-Romero. “Creo que los niños se preocupan por sus padres cuando estan a la escuela.”

Los médicos creen que los factores estresantes para sus clientes incluyen la falta de necesidades básicas, como cuentas bancarias, seguros de vida y salud o políticas contra la inmigración.

Jacqueline Fuentes viajó desde el sur de California para formar parte de la clínica y el programa. Fuentes espera arrojar luz sobre la justicia social dentro de la comunidad latina, donde algunas personas viven con “miedo constante” debido a las tensiones raciales.

Aunque no nació en la comunidad latina, la estudiante de segundo año de maestría en trabajo social Anna McConaghie se interesó por la población latina y sus necesidades después de estudiar en el extranjero en España en 2014 y luego en Argentina en 2015. Ella buscó unirse a la clínica para ayudar a los clientes quienes carecen de acceso a las necesidades básicas.

“Carecen de acceso a todo: pagos, seguros, mucho,” dijo McConaghie.

La clínica local no solo se enfoca en la salud mental de sus pacientes sino también en sus estudiantes clínicos. Durante las reuniones semanales, el equipo de la clínica discute sus emociones y cualquier obstáculos que han enfrentado. Delgado-Romero dijo que el trauma que enfrenta la población puede ser “abrumador” para los estudiantes, por lo que los estudiantes dependen unos de otros para un respiro.

Aunque a veces su trabajo es “emocionalmente agotador,” dijo Delgado-Romero, los médicos continúan sirviendo a la comunidad latina con objetivos y pasiones distintas que los impulsan a avanzar.

“Me crié en Atlanta pero emigré de México. Noté en mi comunidad la necesidad para servicios de salud mental que eran accesibles y bilingües,” dijo Elizabeth Cardens Bautista, segundo año estudiante de doctorado psicología consejería y cordinadora de la clínica. “Lo que está haciendo esta clínica.”

Rebekah Estévez se casó con la comunidad latina y dijo que los médicos también son familiares, y que cada uno de ellos lucha por la misma causa. Estevez dijo que tiene la intención de usar su privilegio como “persona blanca” para ayudar a la comunidad latina.

A pesar de sus antecedentes, cada medico trabaja para facilitar las necesidades de sus clientes latinos, ahora como en sus futuras carreras.

“Todos estamos haciendo una forma de justicia social en la clínica,” dijo Fuentes. “Y estamos aumentando la representación de nuestra comunidad. Estamos orgullosos.”

Translated by Beatriz Montalvo, CNN Español

Recommended for you

(0) comments

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.